Ormus , Los Sabios de la Luz y la Orden del Cardo.

masones

 

Jean Etiénne Marconis de Négre, hijo del fundador del Rito, en su libro “Le Sanctuaire de Memphis” (París, 1849), afirma que el Rito proviene directamente de Palestina, y que tiene su origen en los Caballeros Templarios. Esta es la tesis oficial y goza del suficiente rigor histórico. Sin embargo, es cierto que los propios Caballeros Templarios contaban su propia leyenda acerca del origen del Rito, manteniendo que éste era mucho más antiguo, y se remontaba a muchos siglos antes.

Cuenta la leyenda que San Marcos, el evangelista, viajó a Alejandría, con el fin de visitar las iglesias cristianas a lo largo del valle del Nilo. Este hecho es verídico ya que existen numerosos testimonios de este viaje, también es verdad que de dudosa procedencia. Sería más correcto decir, sin temor a dudas, que su viaje fue a Ormuz (Siria), lugar donde el propio San Marcos se convirtió al cristianismo al egipcio ORMESSIUS (también llamado ORMUS), que era, hasta ese momento uno de los sacerdotes del culto de Serapis. Al volver a Egipto, éste convirtió  a otros seis hombres (puede que sacerdotes) y de esta forma que una vez se reunieron siete iniciados, fundó la  Hermandad Iniciática de “Los Sabios de la Luz”, primera Logia conocida que practicaba el llamado (posteriormente) Rito de Menfis.

De esta circunstancia proviene la expresión:

 “Toda Luz viene de oriente y toda iniciación de Egipto” 

Este sabio egipcio, Ormus, fue el depositario único de la milenaria tradición egipcia, la cual purificó de acuerdo con los principios cristianos. Por esa misma época, los Esenios, junto con otros grupos de judíos, fundaron una escuela de ciencia salomónica, a la cual se dice que concurría el propio Ormus. Este último a su vez inició en sus misterios a algunos peregrinos esenios, cuyos descendientes, siglos después a su vez, iniciaron a algunos caballeros cruzados en Palestina.

Desde el Siglo I hasta el Siglo XII, los discípulos descendientes de Ormuz fueron los depositarios de las antiguas tradiciones de Egipto, adaptadas al cristianismo. Después de múltiples y diferentes transformaciones a través de los siglos, ya en la Edad Media, durante las Cruzadas, algunos Caballeros pertenecientes a la Orden del Templo (Templarios) fueron iniciados en Palestina, en un centro iniciático heredero de las antiguas tradiciones esenias.  Los esenios conocidos como “los piadosos” y también los “nazarenos” (el término «nazareno» significa «consagrado a Dios», o también «el que conoce las cosas ocultas»), se denominaban a sí mismos,  “los Hijos de la Luz”, obviamente no había motivos para denominarse «Hijos de la Viuda» si bien, hay que apreciar que la viuda es Isis en los Misterios Egipcios.

Son precisamente a estos «Caballeros del Temple» a los que el Rito de Menfis reconoce como a sus fundadores inmediatos. Y fueron ellos los que llevaron dicha Tradición Iniciática a Europa, dentro de la Orden de caballería a la que pertenecían. Hacia el año 1150, los Templarios se diseminaron por toda Europa, y muchos Caballeros Templarios se refugiaron entre otros en lo que hoy llamaríamos Escocia o Suecia, llegando a fundar debido al auge que tomó en este siglo el cristianismo en la ciudad de Upsala (Suecia), una logia operativa. Tiempo después, también en Escocia, establecieron otra logia de la Masonería Oriental.

Tras la muerte de Jacques de Molay, Gran Maestro de los Caballeros Templarios de Francia, y luego de la abolición de la Orden del Temple en el siglo XIV, los Caballeros Templarios escoceses se reunieron en una nueva Orden fundada por el Rey Robert Bruce I. Es en esta nueva Orden donde debe buscarse el origen de la Masonería Escocesa.

Fue en este mismo siglo aunque más tarde, en 1332, que se separaron los Masones de Edimburgo, de los Masones fieles a la tradición de Ormus o Masones de Menfis, que decidieron permanecer fieles a la Tradición Egipcia. Los masones de Edimburgo amparados por el poder político del propio rey fundan un nuevo Rito bajo el nombre de Heredom de Kilwinning, predecesores del llamado Rito de Escocia.  En torno a estos ritos se creará posteriormente la Gran Logia Real de Kilwinning, la Orden de San Andrés del Cardo, la de los Maestros Escoceses de San Andrés, el Rito de Perfección o de Heredom y las Logias de la Masonería Jacobita o Masonería Estuardista*.

*No se debe confundir los ritos escoceses con el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, que se estructura el 31 de mayo de 1801, al constituirse en Charleston, Carolina del Sur, el Primer Supremo Consejo de los Soberanos Grandes Inspectores Generales del XXXIII y Último Grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s