Feliz Aniversario . O quizas no.

card_0_3_550x310

 

La celebración del cumpleaños nace dentro del dominio de la magia y la religión. En la antigüedad, las costumbres de felicitar, dar regalos y hacer una fiesta —con las velas encendidas que la completan— tenían el propósito de proteger de los demonios al que celebraba su cumpleaños y de garantizar su seguridad en el año entrante. Los judíos Ac consideraban estas fechas como del diablo.

Contrario a lo pensado, el cumpleaños se celebra antes del cristianismo, los egipcios, griegos y romanos lo hacían a los dioses, nobles y gobernantes. Esta celebración pagana la combatió la iglesia desde siempre en la época. Fue hasta el siglo IV cuando se empezó a difundir la fiesta de la Navidad como cumpleaños de Cristo el 25 de Diciembre en occidente y el 6 de enero en oriente. Esto hizo que los cristianos empezaran a celebrar sus propios cumpleaños. Los católicos alemanes que inventaron las velas decían que se celebraba no el nacimiento sino la muerte. En oriente festejaban el cumpleaños el día de año nuevo, y lo hacían era para los Reyes, emperadores y después de un tiempo para los niños. En Escocia cogen a los niños de los pies pegándolos al piso como gran gracia. En Ecuador, cosa simpática, el papa´ usaba tacones de mujer el día del cumpleaños. Los españoles jalaban las orejas por cada año cumplido y en República Dominicana es lavado el cumpleañero.

La tradición de poner velas en los pasteles de cumpleaños al parecer proviene de la antigua Grecia, donde se realizaban ofrendas de dulces redondos a Artemisa, la diosa de la Luna, en representación a un ciclo lunar completo. Sobre estos dulces se situaban unas velas que los fieles soplaban para que el humo ascendiera hasta la divinidad, momento en el cual se pedían gracias y un deseo. Otra de las tantas costumbres asimiladas por la religión cristiana era la de felicitar, dar regalos y hacer una fiesta y tenía el propósito de proteger de los demonios al que celebraba su cumpleaños. Algunas personas omiten este acontecimiento, debido a que la Biblia no acompaña estas celebraciones evitándolas. Los testigos de Jehová consideran esto de origen pagano.

Las tradición más compartida alrededor del mundo es probablemente la de festejar un cumpleaños y ésta se remontan a muchos siglos atrás. En la antigüedad, felicitar, dar regalos y hacer una fiesta con las velas encendidas era una costumbre que servía para proteger a los demonios guardianes de las personas; una forma de agradecimiento y de garantizar la seguridad durante el año entrante.

Las celebraciones de los cumpleaños es una práctica estrictamente pagana relacionada con la astrología. Los antiguos astrólogos inventaron un calendario y calcularon las fechas de nacimientos de reyes, gobernantes y sus sucesores. Examinando meticulosamente los horóscopos, presagiaban las fechas de nacimientos porque ellos creían que el destino de los ricos y poderosos podían afectar a toda la sociedad.

En el antiguo Egipto, los faraones, en sus cumpleaños, ordenaban cerrar los negocios y daban enormes fiestas para cientos de sirvientes. En Grecia, hombres ricos se juntaban en una suerte de clubes, los cuales eran exclusivamente de hombres que compartían sus cumpleaños. Los griegos creían que toda persona tenía un espíritu protector (o daemon) que estaba presente el día de su nacimiento y que cuidaba de esta durante su vida. Los romanos también aceptaron esta idea, que con el tiempo, llegó hasta nosotros en ideas como la del ángel de la guarda, el hada madrina y el santo patrón.

La costumbre de las tortas con las velitas encendidas comenzó también con los griegos. Sobre los altares del templo de Artemisa se colocaban tortas redondas como la luna, hechas con miel, adornadas con cirios encendidos. El fuego está relacionado con los sacrificios y han tenido un significado místico desde el tiempo en que el hombre comenzó a erigir altares a sus dioses, de modo que las velas de cumpleaños rinden tributo a la criatura que celebra su cumpleaños y le traen buena suerte. La creencia popular es que las velas de cumpleaños pueden conceder deseos.

Los emperadores romanos daban grandes fiestas en honor de su propio cumpleaños, que incluían paradas, circos, y combates de gladiadores. El calendario Romano designaba días para alguna forma de celebración, incluyendo cumpleaños de dioses y hombres famosos.

Pero con la consolidación del cristianismo, la tradición cesó por considerase pagana, y contrariamente a la costumbre popular, eran los días de la muerte, y no del nacimiento de los santos, los celebrados y los que se convertían en días festivos.

Sin embargo, un tiempo después la Iglesia se interesó en determinar la fecha del nacimiento de Cristo y el resultado marcó el comienzo de la tradición de la Navidad. Con la celebración de la natividad de Cristo, el mundo occidental recuperó la celebración de los cumpleaños.

 

 

 

 

Un comentario

  1. Tu blog, de aspecto oscuro y misterioso,creo que puede ser definido por lo que dice uno de los textos del Tao Te King: “El camino luminoso, parece oscuro. El camino recto parece torcido. La elocuencia suena tartamuda…” Gracis por dedicar tu tiempo a iluminar la Conciencia Colectiva. Salud.
    Aquí un blog que puede parecer frívolo y mundano a ojos poco detallistas… Jejejeje
    https://Calpe.News
    Namasté

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s