¿Feminismo demoníaco?

_20161109_015042

 

A lo largo de todos los millones de años la mujer ha sido siempre despreciada por las religiones occidentales. Todos conocemos la historia del Génesis pero, ¿nos ha llegado el mito como realmente fue escrito? Hoy me gustaría presentaros una vez mas a Lilith, la primera compañera de Adán.

“Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.” Génesis 2:22

Todos conocemos esta frase, una frase que discrimina a la mujer hasta el punto de tacharla como producto de las “sobras” de lo que es el hombre. Sin embargo, la Biblia cristiana posee una contradicción, y es que antes de la creación de Eva dice:

“Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó”.

Durante siglos se ha buscado la explicación a estas frases, se han propuesto seres andróginos y otras historias, pero si rastreamos en otras Biblias nos encontramos una cosa muy diferente. Así nos lo cuenta la versión hebrea, en la que aparece un nuevo personaje: Lilith, la primera mujer, que fue creada a la par de Adán y de la misma manera, eran seres iguales, eran pareja. ¿Qué pasó entonces con Lilith? Lilith era una mujer libre, no se sometía ante nadie. Cuando Adán y ella comenzaron a tener relaciones, Adán exigía siempre posicionarse encima, sin embargo ella no estaba a favor de esto:

“¿Por qué he de acostarme debajo de ti? —preguntaba—: yo también fui hecha con polvo, y por lo tanto soy tu igual”

Adán insistía en que él era superior, pues era él el que había sido creado a imagen y semejanza del creador. Entonces ella, a quien Dios le dio alas para poder hablar con ella, abandonó voluntariamente el Edén, pues no se sometía. Dice la leyenda que se fue a vivir a orillas del Mar Rojo, donde vivían ya muchos demonios, donde voluntariamente se entregó sexualmente a ellos (se ve que los demonios son menos opresores que los hijos de Dios). Cuando Dios mandó a tres ángeles a buscarla ella se negó a volver. Se dice que fue castigada por esto a contemplar como cien de sus hijos mueren cada día y la tradición judía la culpa de la muerte de los menores de 8 días, pero esta parte de la historia no nos interesa, centrémonos en su figura.

¿De donde viene esta figura de mujer insumisa que, como vemos (aunque demonizada), tiene miles de años de antigüedad? Lilith se encuentra también en la cultura mesopotámica, de la que la tradición hebrea sacó el nombre de un demonio femenino llamado Lilitu.

Como vemos, cualquier insumisión se castiga por las religiones transformándote en demonio. Puede que a algunos les haga pensar que las rebeliones son malignas, sin embargo creo que hay otra manera de verlo. Los demonios no son tan malignos como se nos muestran, sino figuras con una dignidad que les impide someterse.

Lilith fue condenada por Dios, y sin embargo, siguió siendo libre hasta el punto de convertirse en símbolo de libertad en nuestra cultura (al menos entre los que la conocen).

Ahora toca decidir: ¿Seréis como Lilith? .

 

Anuncios

5 comentarios sobre “¿Feminismo demoníaco?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s