La sugestión o el introducir una idea dentro de la mente.

LeyAtraccion

Se da un paso hacia la madurez cuando nos damos cuenta de cuánta sugestión hay en cada uno de nosotros. Una imagen nos lleva de forma inmediata a una sensación, una idea nos puede hacer felices o nos puede poner tristes, la palabra de un amigo nos levanta o nos deprime. Inducción en la mente inconsciente.

Debemos ser conscientes de que una enorme parte de nuestras ideas provienen de voces externas que calaron en nuestro inconsciente en el pasado a través de la sugestión. Esto hace que nos creamos sin discernir lo que dicen otras personas (periódicos, televisión, expertos, etc). Es decir, tragamos sin pensar por nosotros mismos. Es fundamental preguntarse y saber preguntar para  aprender por discernimiento.

Es una realidad que todos vivimos bajo la sugestión y autosugestión, y el que niegue esto vive en la mayor de las sugestiones (ceguera), sin capacidad para crear su propio camino mediante su libertad de elección.
“Quién más quién menos el hombre moderno ha oído hablar mucho de la autosugestión y es corriente verle adoptar una actitud recelosa o despectiva respecto de ella, actitud que se debe al desconocimiento o a las ideas superficiales y equivocadas.
Durante toda la vida nos hemos estado formando por sugestión. En efecto, ¿qué es la sugestión? Tan sólo introducir una idea dentro de la mente, que luego al descender a la mente inconsciente produce unos efectos automáticos.
Toda idea que no vaya acompañada de demostración o que no sea evidente por sí misma nos entra por sugestión. ¿Cuántas de las cosas que nos han enseñado nos las han demostrado?, de las que leemos en los periódicos, ¿cuántas hay que son demostradas o evidentes?
Sería curioso hacer un inventario de todas las cosas de las que estamos seguros por evidencia propia. Se vería que las que consideramos normalmente como ideas nuestras, nos han venido del exterior y las hemos aceptado sin más por afinidad con un deseo o con un estado de ánimo. Pero las ideas fundadas en razones puramente intelectuales, es decir, deducidas mediante un sólido raciocinio o evidentes, percibidas inmediatamente de modo intuitivo, apenas si podríamos contarlas con los dedos de la mano.
Incluso cuando estamos pensando del modo más racional no nos damos cuenta de que las ideas que estamos manejando no son nuestras, sino que la mayoría de las veces nos estamos apoyando en afirmaciones de otros.
Al aceptar esas afirmaciones que no son nuestras ni están demostradas, lo que hacemos es mezclar ideas ajenas con otras propias y colocar al final la patente de propiedad.”
Nosotros mismos podemos autosugestionarnos positivamente mediante una práctica constante y consciente (autohipnosis). La hipnosis es una herramienta para trabajar y modificar esas zonas de la mente inconsciente.
Anuncios

2 comentarios sobre “La sugestión o el introducir una idea dentro de la mente.

  1. Muy interesante Joan, precisamente ayer vi una película que acto seguido, pensé en escribir una entrada en el blog porque dudé de la veracidad de lo que hablaban y tuve la necesidad de contrastar los hechos. A ver si la publico esta semana y la leemos juntos.
    Un beso hipnotizador para ti!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s